Un Beso Ardiente


Que libe en mi boca tu lengua la miel  de mí
férrea estructura y me socave tu papila
ardiente diluyendo mi savia germinal en tu boca. 

Solo soy un hombre vestido de camisa firme y pantalón erguido,
¿Quién quiere calzado cuando un beso fiero te muerde en los labios 
y entre pecho y espalda te  anida un romance imprevisto?,

Decides  frotar y  libar como un pájaro astuto en 
su sexo, te arrancas ansioso el vestido y enroscas 
como una serpiente tu lengua en su lengua,
compartes el beso sublime,  degustas su cuerpo divino
y luego descansas  sudoroso gozando del fruto del conocimiento.

Solo soy un hombre  desnudo al que le han dado un beso
de fuego en la boca.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada